ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRÓNICA (EPOC)

ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRÓNICA (EPOC)


Enfermedad crónica inflamatoria de los pulmones que obstruye el flujo de aire. Los síntomas incluyen dificultad para respirar, tos, producción de mucosidad y silbido al respirar. Es causada por la exposición a largo plazo a gases o partículas irritantes, en la mayoría de los casos del humo de cigarro. Las personas con EPOC tienen mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón y una variedad de otras afecciones.


El enfisema y la bronquitis crónica son las dos afecciones más frecuentes que contribuyen a desarrollar la EPOC. La bronquitis crónica es la inflamación del revestimiento de los bronquios, que llevan aire hacia y desde los sacos de aire (alvéolos) del pulmón; se caracteriza por la tos diaria y la producción de mucosidad. El enfisema es una afección en la cual los alvéolos que están en los extremos de las vías aéreas más pequeñas (bronquiolos) de los pulmones se destruyen como resultado de la exposición dañina al humo de cigarrillo y a otros gases y partículas irritantes.


Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas con EPOC puede lograr un buen control de los síntomas y la calidad de vida, además de reducir el riesgo de otras afecciones relacionadas.


Síntomas

Los síntomas de la EPOC no suelen aparecer hasta cuando ya se ha producido un daño significativo y, por lo general, empeoran con el tiempo, particularmente si el paciente sigue expuesto al humo del tabaco.


Otros signos y síntomas de la EPOC pueden incluir los siguientes:


  • Dificultad para respirar, sobre todo durante la actividad física.
  • Silbido al respirar.
  • Presión en el pecho.
  • Tener que aclararse la garganta temprano a la mañana, debido al exceso de mucosidad en los pulmones.
  • Una tos crónica que puede producir mucosidad, la cual puede ser transparente, blanca, amarilla o verdosa.
  • Color azul en los labios o los lechos ungueales (cianosis).
  • Infecciones respiratorias frecuentes.
  • Falta de energía.
  • Pérdida de peso involuntaria (en los estadios más avanzados).
  • Hinchazón en los tobillos, los pies o las piernas.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la EPOC incluyen los siguientes:


Exposición al humo de tabaco. El factor de riesgo más significativo para la EPOC es fumar cigarrillo por un largo plazo. Cuantos más años y más cigarrillos fumas, mayor es el riesgo. Los fumadores de pipa, cigarros y marihuana también pueden presentar riesgo, al igual que las personas expuestas a cantidades abundantes de humo de segunda mano.

Personas con asma que fuman. La combinación de asma, una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias y el cigarrillo aumenta incluso más el riesgo de EPOC.

Exposición ocupacional a polvos y sustancias químicas. La exposición por un largo plazo a gases, vapor y polvo de sustancias químicas en el lugar de trabajo puede irritar e inflamar los pulmones.

Exposición a gases de la combustión. En el mundo en desarrollo, las personas expuestas a gases de la combustión para cocinar y calentar en hogares con mala ventilación tienen mayor riesgo de padecer EPOC.

Edad. La EPOC aparece lentamente en un lapso de años, de modo que la mayoría de las personas tienen al menos 40 años cuando comienzan los síntomas.

Genética. El trastorno genético poco frecuente llamado deficiencia de alfa-1 anti tripsina es la causa de algunos casos de EPOC. Otros factores genéticos probablemente hagan que algunos fumadores sean más propensos a la enfermedad.


Fuente: Mayo Clinic